Relatos de sexo en la playa

Una noche de sexo en la playa - Relatos Eróticos

Me imagine a ese chico sin malla y con todo su miembro erecto y me excité. No pude aguantar, y me empeze a masturbar alli mismo, imaginandome escenas tórridas, en las que el me penetraba, por ejemplo. Luego de culminar en un fabuloso orgasmo , me diriji al bar con intenciones de cumplir mis fantasías.


  • Relatos de En la playa en relatos de sexo xxx?
  • el tiempo en villanueva de gumiel.
  • Recibe nuestra Newsletter!
  • un hombre con un solo riñon puede tener hijos?

Me lo encontre sirviendo un par de cervezas, y luego vino hacía mi. Luego de pedirle una cerveza,titubié un poco, pero al final me anime a encararlo. Estuvimos coqueteando un rato, hasta que me dijo: Tras servir dichas copas, salió del bar y comenzamos a pasear por la playa. Tras caminar largo rato, paramos en un lugar rodeado de palmeras. Tras estar mirando el mar, el me dijo: En ese momento, sin querer, mi mano fue a parar a su short, tocando su pene , que estaba increíblemente duro, produciendo una excitación enorme. Un arranque frénetico de pasión nos envolvió a los dos y comenzamos a besarnos apasionadamente.

Iniciar sesión

Desaté y baje su short y me encontre con lo soñado: Empeze a acariciar su miembro, tocando sus huevos, masturbandolo sin parar. Luego puse su verga en mi boca y empeze a mamarsela, y tras un rato, se corrió de lleno en mi boca. Me Dijo: Soy Alberto, un chico joven de 22 años futbolista y aficionado a dar masajes.

… Más historias Eróticas…

Sobre todo a las tías. Como todos los veranos, todos los amigos nos fuimos a un pequeño camping de la Costa Brava. Hacia un tiempo estupendo y nos lo pasamos muy bien.

Un día en la playa, se fueron todos al agua a nadar lejos y nos dejaron solos a Ana y a mí tomando el sol en la toalla. Estuvimos un largo rato tomando el sol tranquilamente, y entonces Ana me dijo a ver si podía echarle crema de sol por todo el cuerpo. Yo le dije que sí, y empecé a echarle crema mientras le iba masajeando todo el cuerpo. Tiene unas grandes tetas, la talla 95 o así.

Tiene el pelo castaño rizado y los ojos marrones. Es muy guapa de cara y tiene un culazo enorme, que se le marcaba perfectamente con su biquini. Luego seguí por los brazos intentando rozar un poco su grandes tetas.

Relatos eróticos – Sexo en la playa

Me mandaron de castigo pues este año no he estudiado mucho, y para alejarme de mi peña me mandaron Pues bien mi historia es ésta: Fuimos mi novia, se llama Inés, Mi mujer, Luisa, y yo fuimos ese año a una de las islas Canarias, no diré cual por motivos obvios, para pasar unos días de descanso y relax. La intención era ir a descansar después de un duro año de trabajo, como todo el mundo.

Llegamos la isla